logo revista
Año 1 No. 2

El sistema electoral de los Estados Unidos








Félix Ulloa

Director de la oficina del Instituto Nacional Demócrata (NDI) en Haití


CURRICULUM VITAE

Salvadoreño.

Doctor en Derecho y licenciado en Ciencias Jurídicas.

Director de la oficina del Instituto Nacional Demócrata (NDI por sus siglas en inglés) en Haití.

Ex magistrado del Tribunal Supremo Electoral de El Salvador.

Coordinador de la Junta de Vigilancia de los Partidos Políticos y Presidente del Instituto de Estudios Jurídicos de El Salvador.

Consultor de organismos internacionales: CAPEL, IDEA, IFES, OEA y ONU en temas electorales.


Los Estados Unidos de América como primera nación independiente en el Nuevo Mundo, trataron de establecer un sistema de organización política diferente del régimen monárquico y colonial con el que acababan de romper. En su búsqueda por implementar el modelo de democracia representativa, concibieron un sistema electoral que, a pesar de las difíciles condiciones de la época, garantizara la delegación de soberanía del pueblo a sus gobernantes y representantes. Transcurría el último cuarto el siglo XVIII.

Han pasado más de doscientos años y el sistema político diseñado en aquel entonces para las trece colonias, ha evolucionado enormemente, dando lugar a una compleja administración de lo que es hoy la única superpotencia en el mundo, integrada por cincuenta estados, el Distrito de Columbia, tres territorios y Puerto Rico.

Con más de medio millón de funcionarios de elección popular que van desde los miembros de las juntas directivas de las escuelas, alguaciles, jueces, alcaldes, gobernadores, diputados y senadores estatales, entre otros, la atención internacional se centra en las elecciones tanto del Congreso bicameral (Senado y Cámara de Representantes) como de la Presidencia y Vicepresidencia de los Estados Unidos.

Habrá que aclarar entonces que no existe un solo sistema electoral, pues los estados definen sus propios sistemas y aun para los condados, que son 3,141, existe la posibilidad de diseñar las reglas electorales para elegir a sus funcionarios locales.

Más recientemente, a nivel mundial surgió la pregunta sobre cómo funciona ese sistema donde el candidato que ganó más votos en las elecciones de noviembre 2000 no fue electo, pues quien obtuvo menos votos de los electores, recibió más votos de los Colegios Electorales, y después de una ardua batalla judicial, resultó ser el Presidente de los Estados Unidos.

Vale la pena entonces dar una mirada a las normas, instituciones y procedimientos que integran el sistema político y electoral en el que se eligen los miembros del Congreso (Senadores y Representantes), así como el Presidente y el Vicepresidente de los Estados Unidos.

Normas

Ante un universo de normas electorales difusas en toda la nación, optamos por ir a la fuente, o sea, remitirnos a la Constitución que originariamente diseñó el sistema político y las reglas electorales fundamentales, las cuales se fueron modificando según lo exigían las nuevas realidades.

De las veintiséis enmiendas que se han aprobado desde su proclamación en 1787, más de un tercio se refieren al sistema electoral federal, empezando con la Enmienda XII del 15 de junio de 1804, antecedente directo del Colegio Electoral. Cada una de ellas se fue adoptando conforme la sociedad se desarrollaba, así la XV de 1870 permitió votar a los antiguos esclavos, la XIX de 1920 otorgó el derecho de sufragio a las mujeres, la XXII de 1951 limitó el mandato presidencial a dos periodos consecutivos, la XXVI de 1971 redujo la edad para votar, de los 21 a los 18 años.

Entre las otras enmiendas hay algunas que tienen relación con el sistema electoral y político, como los representantes del distrito donde se asienta el gobierno, la sustitución presidencial, los períodos o mandatos de los electos, etc.

Este cuerpo normativo es la esencia del sistema electoral estadounidense.

Procedimientos

En toda democracia representativa, las elecciones constituyen los procedimientos idóneos para la delegación de soberanía. En los Estados Unidos, a nivel federal se practican dos tipos de elecciones: generales y primarias. Las elecciones primarias se celebran antes de la elección general, y en ellas se decide quiénes serán los candidatos de un partido en la elección general.

Las elecciones generales se celebran cada dos años para elegir a los 435 miembros de la Cámara de Representantes (1). El número de representantes varía entre cada estado, según el tamaño de su población y se adjudican proporcionalmente por el método Hill-Huntington (2) . El tamaño de la población se establece mediante el censo nacional que se realiza cada diez años. El último censo se realizó en el 2000.

Durante esas elecciones también se elige un tercio de los 100 miembros del Senado. Existen dos senadores por cada uno de los 50 estados y por ley, el Vicepresidente de los Estados Unidos es el presidente del Senado.Se les llama elecciones de medio término cuando se celebran a mitad del mandato presidencial que es de cuatro años. Por razones históricas, se realizan siempre el primer martes del mes de noviembre (3).

Las primarias son las elecciones que celebran los partidos políticos para elegir a los candidatos a estos cargos federales. En algunos estados los partidos, en lugar de primarias, utilizan el mecanismo de las asambleas electorales conocidas como caucus.

Los estados en coordinación con el liderazgo del partido establecen las fechas para la realización de las primarias o de los caucus (4), en su caso.

Los ciudadanos electos en las primarias o caucus , son los que asisten como delegados a las convenciones nacionales de los partidos. Es ahí donde se elige a los candidatos que competirán en la contienda nacional del mes de noviembre. Este año 2008, la Convención del Partido Demócrata se llevará a cabo en Denver, Colorado del 25 al 28 de agosto y la del Partido Republicano en las ciudades gemelas Minneapolis/Saint Paul, Minnesota del 1 al 4 de septiembre.

En los Estados Unidos, como una forma de combinar prácticas de democracia representativa con instituciones de la democracia directa, el día de las elecciones generales, las papeletas de votación en algunos estados (o localidades) suelen contener, además de los candidatos a los cargos electivos, preguntas sobre políticas públicas, referéndum, iniciativas ciudadanas e incluso, la revocatoria del mandato de algún funcionario (recall). Es una forma efectiva de aprovechar la convocatoria al cuerpo electoral para realizar lo que la Ciencia Política moderna denomina consultas ciudadanas.

Instituciones: NASS - Colegio Electoral - FEC - EAC NASS

A diferencia de los sistemas electorales de los otros países del continente, en los Estados Unidos no existe una entidad encargada de administrar las elecciones a nivel nacional. Y aun si se trata de elegir a los congresistas o a la fórmula Presidencial, son los estados mediante sus Secretarías de Estado, los que se encargan de realizar los procesos electorales. Dada la permanente actividad desarrollada por estas oficinas, entre las cuales los procesos electorales son uno de sus componentes principales, se han constituido en la Asociación Nacional de Secretarios de Estado, NASS (por sus siglas en inglés) (5).

Cada estado sabe que elige dos senadores y el número de representantes que le corresponde a nivel federal. Y en el caso del Presidente y Vicepresidente, se elige igual número de delegados que conforman el Colegio Electoral del estado. Son estos delegados quienes en definitiva, eligen al Presidente y al Vicepresidente de los Estados Unidos. Para ello, los Colegios Electorales de cada estado envían a Washington DC al Presidente del Senado, sus votos en sobre cerrado y éstos se cuentan en sesión conjunta del Congreso en el mes de enero siguiente, lo cual constituye una formalidad, pues desde noviembre se sabe cuál de los candidatos obtuvo mayoría en los Colegios Electorales.

El Colegio Electoral

Esta institución tricentenaria es la que más confusión crea en la opinión pública, pues no se elige al Presidente por el voto directo de los electores como en los sistemas presidencialistas, ni como al Primer Ministro, en los sistemas parlamentarios por el voto del Congreso, sino mediante el voto de representantes de los estados, quienes son electos para ese fin.

Actualmente se eligen 538 miembros del Colegio Electoral, el equivalente al número de senadores y miembros de la Cámara de Representantes más los 3 del Distrito de Columbia, sede del gobierno. Para ser electo Presidente de los Estados Unidos, un candidato o candidata necesita tener 270 votos del Colegio Electoral, es decir, mayoría simple. Si ningún candidato presidencial obtuviera la mayoría de los votos electorales, la Enmienda número 12 de la Constitución prevé que la elección presidencial sea decidida por la Cámara de Representantes. En tales casos, la Cámara elegirá al Presidente por voto de mayoría, eligiendo de entre los tres candidatos que hayan obtenido el mayor número de votos electorales. Cada estado emite entonces, un voto.

Si ningún candidato a la Vicepresidencia obtuviera la mayoría de los votos electorales, el Senado seleccionará al Vicepresidente por voto de mayoría, y cada senador elige, de entre los dos candidatos que hayan recibido el mayor número de votos electorales.

 

 

 



Arturo Valenzuela, miembro de la junta directiva de NDI y director del programa de estudios sobre América Latina en la Universidad de Georgetown, Washington DC; Félix Ulloa, director de la oficina de NDI en Haití; Patricia Bullrich, Senadora argentina, ex Ministra de Trabajo y ex candidata presindencial; Julián Quibell, director de la oficina de NDI en México.

El Colegio Electoral funciona únicamente para la elección presidencial, y fue concebido en un período histórico en el cual no había partidos políticos, la población estaba dispersa en un vasto territorio y los medios de comunicación y transporte eran sumamente limitados.

 

Según William Kimberling, su diseño original recuerda la república romana, donde los hombres adultos según su fortuna, se reunían en grupos de 100 llamados centurias, para aprobar o rechazar propuestas del Senado Romano. Así, los estados eran asimilados a las centurias, y el número de votos por estado dependía de su tamaño poblacional.

 

En la sociedad contemporánea con medios de comunicación masivos y transportes modernos, pareciera no tener sentido el continuar con el Colegio Electoral; sin embargo, se mantiene debido al relativo equilibrio que proporciona entre los estados federados y la representación popular. Funciona como una institución intermedia entre el criterio poblacional (variable) para elegir a los miembros de la Cámara de Representantes y el criterio territorial (fijo) para los miembros del Senado.

 

Cada estado tiene su propio sistema para elegir a los miembros del Colegio Electoral. En casi todos los estados, el partido del candidato ganador en ese estado, gana todos los votos, excepto Nebraska y Maine que dividen a sus electores en proporción a la cantidad de votos que ganó cada partido en el estado.Los empleados federales no pueden ser miembros del Colegio Electoral.

 

FEC

 

Existe una entidad que sí tiene competencia federal y que fue creada a partir de las grandes reformas al sistema electoral, generadas por el escándalo de Watergate y la crisis política que terminó con la renuncia del Presidente Nixon en 1974. La Comisión Federal Electoral FEC (6) (por sus siglas en inglés), la cual tiene por mandato supervisar los gastos electorales en las campañas presidenciales, asegurando la publicidad del financiamiento y garantizando que se mantengan los límites del mismo.

 

 

En un país donde el costo de las elecciones se ha disparado astronómicamente, es entendible que se hayan dado pasos tendientes al control del mismo. Si vemos que el costo de la elección presidencial de 1996 se estimó de 448,9 millones de dólares; la del año 2000 en 649,5 millones de dólares; la del 2004, rebasó la alarmante cifra de 1000 millones de dólares; y que la actual campaña por obtener la nominación para participar en la elección presidencial de noviembre 2008, ya ha costado a cada uno de los candidatos de ambos partidos, sumas arriba de 100 millones de dólares, es urgente entonces que se pase a una política de reducción del gasto. Tarea inmediata de la FEC.

 

EAC

 

Finalmente, hay que señalar que la fractura que sufrió el sistema electoral a raíz de las elecciones de 2000, y el caso patético de Florida que colocó a los Estados Unidos a niveles de cualquier república bananera, obligó como al inicio de los 70's a buscar mecanismos institucionales que corrigieran los graves errores cometidos y devolviera la confianza ciudadana a los procesos electorales.

 

No vale la pena recontar los vicios y delitos cometidos en esa ocasión, pues son de todos conocidos, sino la reacción institucional que pretende que no se repitan. Con ese propósito, en 2002 el Congreso de Estados Unidos promulgó la histórica Ley Ayuda a Estados Unidos a Votar (Help America Vote Act, conocida como HAVA por sus siglas en inglés), en virtud de la cual, por primera vez, el gobierno federal prestaba considerable asistencia a los 50 estados, al Distrito de Columbia y a los territorios estadounidenses para mejorar el proceso electoral.

 

Mediante esa ley se creó la Comisión de Asistencia Electoral (EAC en ingles) (7), como centro nacional de la administración de elecciones y, por primera vez en la historia del país, se asignaron más de tres mil millones de dólares en fondos federales para la mejora del proceso electoral. La EAC que inició su labor a finales de 2003, es un órgano integrado por cuatro miembros, dos republicanos y dos demócratas, nombrados por el presidente y confirmados por el Senado de Estados Unidos.

 

Para terminar, y sin ser parte constitutiva del sistema electoral, la Corte Suprema de los Estados Unidos al igual que el resto de instancias jurisdiccionales que integran el Poder Judicial, intervienen en la solución de los conflictos electorales. El hecho de que no exista una entidad específica para lo contencioso/electoral, permite a la justicia común dirimir las impugnaciones de resultados, entre otros casos, que se deriven de los procesos electorales. De esa manera, los tribunales de distrito, las cortes estatales y cortes regionales hasta llegar a la Corte Suprema pueden convertirse en gran elector.

 

El reciente caso de las elecciones de 2000 nos muestra cómo a través del writ of certiorari, que mutatis mutandi equivale a un Juicio de Amparo, el máximo tribunal dividido (5 votos contra 4) mediante un Per Curiam, es decir, la opinión del tribunal, resolvió el 12 de diciembre de 2000 quién sería el Presidente de la nación más poderosa del planeta.



1. Puerto Rico elige por voto popular un Comisionado Residente ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos, por un período de cuatro años, quien goza de los privilegios de los congresistas pero no tienederecho a voto. Igual los delegados del Distrito de Columbia y los tresterritorios Samoa Americana, Guam e Islas Vírgenes.

2.Considerando que los Estados Unidos tienen una población de 294 millones de personas según el censo de 2000, a cada estado le corresponde en promedio un congresista por cada 646.952 habitantes. De todas maneras, está previsto que los estados con poblaciones inferiores a esta cifra tienen derecho igualmente a tener un congresista. Cada estado estará dividido en tantos distritos electorales como número de congresistas le corresponda. Los parámetros de estos distritos son regularmente revisados cada diez años para garantizar la proporcionalidad de su población por el censo.


3. Estados Unidos comenzó siendo una sociedad básicamente agrícola, y los legisladores tuvieron en cuenta ese dato cuando eligieron la fecha de noviembre de los años pares para las elecciones: después de la cosecha del verano y antes del invierno que dificultaba el transporte, de por sí precario en la época, para los votantes que vivían en alejadas zonas rurales. Se eligió el martes en lugar del lunes porque siendo muy religiosos asistían a los servicios de sus iglesias los domingos y así podrían desplazarse el lunes y llegar a tiempo para votar. No se escogió el 1 de noviembre por ser el Día de Todos los Santos, y más importante aun, porque los mercaderes solían hacer el balance de los libros del mes anterior el primer día de cada mes.

4. Recordemos el caso reciente de los estados de Florida y Michigan, donde el Comité Nacional Demócrata los sancionó con no permitir que sus delegados asistieran a la Convención, por haber anticipado las elecciones primarias alterando el calendario electoral del aprobado por el CND para el año 2008.

5. La Asociación Nacional de Secretarios de Estado, creada el 28 deseptiembre de 1904, es la organización de altos funcionarios públicos más antigua de USA. Promueve la excelencia en el servicio público y tiene entre sus componentes, el electoral. Además de encargarse de administrar los procesos electorales en los 50 estados, ha promovido políticas públicas como bajar la edad de los electores y disminuir los requisitos de residencia para votar, uniformar los horarios para el cierre de la elección, reformas en el sistema de financiamiento de las campañas. Impulsa proyectos como el registro y educación de electores, dirigidos sobre todo a jóvenes como "Rock de Vote", "la generación delnuevo milenio", "GOTV" etc.

6. En 1975, el Congreso creó la Comisión Federal Electoral (FEC por sus siglas en inglés) para administrar y hacer efectiva la Ley de Campaña Federal Electoral (FECApor sus siglas en inglés) - la ley que gobierna el financiamiento federal de las elecciones. La Comisión está compuesta por seis miembros que son nombrados por el Presidente y confirmados por el Senado. Cada miembro sirve un período de seis años, y dos asientos están sujetos anombramiento cada dos años. Por ley, no más de tres Comisionados pueden ser miembros del mismo partido político y por lo menos cuatro votos son requeridos para cualquier acción oficial de la Comisión. Esta estructura fue creada para fomentar las decisiones no partidarias. La Presidencia de la Comisión se rota entre los miembros cada año y ningún miembro sirve como Presidente más de una vez durante su período.

7. La EAC lleva a cabo las siguientes funciones bajo la ley HAVA:

  • Promulga directrices sobre la ley HAVA
  • Adopta y mantiene las directrices voluntarias para sistemas de votación.
  • Administra el primer programa de certificación de sistemas de votación del gobierno federal.
  • Conduce auditorías sobre el uso de los fondos proporcionados a los estados bajo HAVA.
  • Funge como centro de información nacional sobre la administración de elecciones.
  • Desarrolla y provee recursos y ejemplos de prácticas efectivas a funcionarios electorales sobre cómo administrar elecciones.
  • Mantiene el formulario nacional de inscripción de votantes, desarrollado en acuerdo con
  • la Ley Nacional de Inscripción de Electores de 1993 (NVRA).

Los comisionados sólo pueden servir dos términos de cuatro años, y no más de dos comisionados pueden ser de un mismo partido. En adición, HAVA estableció dos juntas para aconsejar a la comisión: Junta de Estándares y Junta Consultiva. La ley también estableció el Comité de Desarrollo de Directrices Técnicas (TGDC) para asistir a la comisión en el desarrollo de las directrices voluntarias para sistemas de votación.

HAVA requiere que la EAC presente un reporte anual al Congreso y que testifique periódicamente ante ellos sobre el progreso de HAVA y temas relacionados. La comisión también lleva a cabo reuniones y audiencias públicas para informar al público sobre sus programas, actividades y desarrollo. HAVA crea nuevos estándares mandatarios mínimos para los estados en varias áreas claves de administración electoral. La ley provee fondos a los estados para ayudarlos a cumplir con estos estándares nuevos, reemplazar sistemas de votación y mejorar la administración de las elecciones.

HAVA estableció a la EAC para proporcionar fondos de HAVA a los estados y para asistirlos a cumplir con los requerimientos de HAVA. La EAC también es responsable de desarrollar directrices para sistemas de votación y administrar el primer programa de certificación de sistemas de votación del gobierno federal.